Seleccionar página

Como todos conocemos ya, el amianto fue masivamente utilizado por diversas industrias, y especialmente la industria de la construcción, durante varias décadas desde después de la Segunda Guerra Mundial. Tanto en nuestro país como en muchos otros países del mundo. Y lo hizo en forma de fibrocemento de amianto, un material que combinaba cemento como aglomerante y fibras de amianto. Más tarde las autoridades médicas descubrirían su toxicidad y carácter cancerígeno. Comenzaría la prohibición del amianto.

Prohibición amianto

Pero lógicamente no fue un proceso lineal. La enfermedad por amianto, cualquiera de ellas, puede surgir a raíz de otras causas, por lo que los médicos e investigadores tardaron mucho en asociar definitivamente esa exposición al amianto con las enfermedades de la asbestosis, del mesotelioma pleural o del cáncer de pleura o de pulmón. Durante los años ochenta y noventa, sin embargo, comenzarían a prohibirse algunos amiantos específicos, dado que existen hasta seis minerales diferentes conocidos como amianto.

En cualquier caso, y con independencia de las legislaciones nacionales, la Unión Europea redactó y lanzó un documento con el que obligaba a los estados miembros a prohibir la comercialización del amianto antes del cumplimiento de un plazo máximo. Si bien, como decimos, el amianto azul y el amianto marrón, los tipos de amianto más peligrosos, fueron prohibidos en nuestro país en 1984 y 1993, fue en el año 2001 cuando, por fin, se produjo la definitiva prohibición del amianto en España. Sería irreversible.

Prohibición amianto España

En concreto, la prohibición del amianto en España llegaba de la mano de una Orden Ministerial, aprobada el 7 de diciembre de 2001. Su entrada en vigor se produjo seis meses después. Un documento que prohibía las fabricaciones de productos de amianto, la producción de amianto, la comercialización de amianto y además la instalación de estructuras con amianto. La prohibición del amianto en nuestro país era ya total. Aunque, como es sabido, para entonces había miles y miles de inmuebles con amianto.

Después de todo, el fibrocemento con amianto fue ampliamente utilizado en el revestimiento de paredes, de techos, de suelos y de tejados debido a sus propiedades de resistencia y aislamiento. Y además, también nos podemos encontrar tuberías, cañerías, bajantes y otros componentes de las redes de saneamiento de aguas residuales y pluviales con amianto. La prohibición del amianto llegó, pero eso no hizo desaparecer de una manera mágica todo el amianto que estaba presente ya en nuestra sociedad.

Prohibición del amianto en España

Es ahí donde entramos nosotros en escena. La triste realidad es que el amianto estaba por todas partes. Una sustancia altamente tóxica y cancerígena que ha acabado con incontables vidas a lo largo del último siglo. El escenario es el que era y alguien tenía que asumir la responsabilidad de retirar el amianto de forma segura. Nosotros lo hicimos. Desde la prohibición del amianto en España no hemos dejado de intervenir edificios e inmuebles de todo tipo para eliminar el amianto y trasladarlo a plantas autorizadas.

Prohibición amianto España

Por ello, desde nuestra empresa autorizada e inscrita en el Registro de Empresas con Riesgo de Amianto, el RERA, te ofrecemos nuestros servicios especializados de protección contra el amianto. Como decíamos, esta prohibición del amianto reinante en España no afecta a la enorme cantidad de amianto instalado por todo el país. Debemos asegurarnos de no exponernos a sus micropartículas. Así que ante el menor indicio, cuenta con nuestra experiencia, nuestros conocimientos y nuestros medios técnicos avanzados.