Seleccionar página

El amianto es tóxico

retirada de amianto de naves industriales

Han transcurrido muchas décadas desde que las constructoras y otras industrias empezaran a usar amianto  para sus proyectos. Sin embargo, hace apenas dos décadas que comprendimos que el amianto es tóxico, lo que provoca que en la actualidad continúe habiendo mucho asbesto en nuestra sociedad.

En concreto, este mineral metamórfico fibroso puede hallarse en estructuras como los techos, los suelos, las paredes, las tuberías, las cañerías o las bajantes de las redes de saneamiento de las viviendas. Pero sabemos que el amianto es tóxico y que debemos deshacernos paulatinamente de él. ¿Pero cómo?

El amianto es tóxico

Nuestro ordenamiento jurídico contiene una normativa del año 2002 dedicada exclusivamente al amianto y al proceder de las personas y de las empresas frente a él. En este sentido, sabemos que el amianto solo tiene que ser eliminado obligatoriamente cuando se encuentra en mal estado. Y esto puede ocurrir por diferentes razones como un deterioro ambiental o el hecho de haber alcanzado el final de su vida útil. En esos casos, el amianto es tóxico y debemos proceder con su retirada profesional. Es una necesidad.

Esto es así por una sencilla razón: el fibrocemento deteriorado provoca que el amianto se desprende poco a poco del cemento y comience a liberarse al ambiente. Y es entonces cuando las personas que se hallan cerca del amianto empiezan a inhalar accidentalmente las micropartículas del mineral. Unas micropartículas con una alta biopersistencia, es decir, una gran resistencia a los intentos del organismo por eliminarla. Por tanto, el amianto es tóxico a niveles muy profundos e intensos. Debemos protegernos.

Amianto tóxico

Nosotros somos la solución. En nuestra empresa llevamos dos décadas dedicándonos al tratamiento de este mineral en cualquiera de sus seis variedades. Y decimos tratamiento porque, además de la retirada, existen otras alternativas diferentes que pueden ser aplicadas en algunos casos como es la reparación del amianto o el encapsulamiento del amianto. En cualquier caso, el amianto es tóxico y necesitamos realizar un estudio exhaustivo para determinar qué solución resulta más conveniente en cada caso.

Sea como sea, dicha solución será planificada y ejecutada de manera impecable. Después de todo, contamos con los mayores especialistas técnicos del sector y con los medios más avanzados. A todo ello tenemos que sumarle nuestro escrupoloso respecto a las medidas de seguridad establecidas por la normativa vigente, lo que desemboca en un servicio completamente seguro. Sí, el amianto es tóxico y debemos enfrentarnos a él pero es mucho más sencillo cuando lo has hecho miles y miles de veces antes.

El amianto es tóxico

¿Tienes amianto en tu casa? ¿Quizá en tu local comercial? ¿O tal vez en la nave industrial de tu empresa? No importa: en nuestra empresa podemos ayudarte en todos los casos. Y lo hacemos de manera inmediata. Con el conocimiento de que el amianto es tóxico muy presente, actuamos veloces.

Simplemente contáctanos. Puedes hacerlo mediante nuestro formulario web o llamándonos directamente y te atenderemos en el momento. Estamos siempre preparados para ayudarte. Desarrollaremos un plan clave para la retirada del amianto tóxico de tu inmueble. Estarás en las mejores manos.

Amianto tóxico

El amianto es tóxico y, precisamente por ello, solo los profesionales pertenecientes a empresas autorizadas e inscritas en el Registro de Empresas con Riesgo de Amianto (RERA) pueden manipularlo. Profesionales de nivel avanzado como los que conforman nuestro equipo. ¿A qué esperas? 

Llámanos y háblanos de tu situación. Realizaremos una inspección in situ del material y de sus condiciones. Con esa información crearemos un proyecto de retirada que deberá aprobar el organismo competente de tu comunidad autónoma. Pero siempre es aprobado. Con nosotros todo saldrá perfecto.