Seleccionar página

En este mismo blog, y durante mucho tiempo, hemos venido contestando a algunas de las preguntas claves en torno al amianto. Cuestiones tales como cómo reconocer el amianto en nuestros edificios o como cómo tratar el amianto una vez identificado para mantenernos protegidos y actuar conforme al marco jurídico. Y sin embargo existen muchas otras preguntas no tan esenciales en cuanto a lo procedimental, pero que son muy habituales por la curiosidad que despiertan. Una de ellas es cómo se produce el amianto.

Cómo se produce amianto

Lo primero que debemos tener en cuenta es que fibrocemento/uralita y amianto no son lo mismo. Mientras los primeros refieren a una combinación de cemento con algún tipo de fibra -y durante muchas décadas esa fibra fue amianto-, el amianto refiere a un conjunto de minerales metamórficos fibrosos con propiedades de resistencia y aislamiento privilegiadas. En ese sentido, el primero se produce mediante la acción humana. Y, el segundo, está presente en la naturaleza. ¿Pero cómo se produce el amianto?

El amianto en la naturaleza se produce como cualquier otro mineral: por un conjunto de procedimientos, de factores y de condiciones geológicas y ambientales a lo largo de miles y miles de años. Pero cuando hacemos una pregunta así, cómo se produce el amianto, nos referimos más bien a la explotación del mismo. O dicho con otras palabras: ¿de qué manera aprovechamos los seres humanos el amianto? Y para responder hay que retrotraerse hasta la América del Norte de finales del siglo XIX. Ahí comenzó todo.

Cómo se produce el amianto

Porque fue entonces cuando los seres humanos comenzaron a extraer amianto de las minas. Los peligros de la exposición a este mineral, de la inhalación de sus micropartículas, aparecen décadas después, por lo que durante las primeras décadas de minería nadie sospecharía de su carácter cancerígeno. Así, su explotación y su empleo se intensificarían durante la Segunda Guerra Mundial y las décadas posteriores. Y no solo en los Estados Unidos, sino en todo el mundo. Ahora ya sabes cómo se produce amianto.

Y no decimos “cómo se producía amianto” porque desgraciadamente siguen existiendo países donde puede minarse y explotarse comercialmente. Mientras en Occidente, España incluida, fueron llegando poco a poco las normativas que prohibían su utilización, dado su carácter claramente tóxico, en algunos rincones siguen exponiéndose a este peligroso mineral. El cómo se produce el amianto solo aumenta los riesgos. Después de todo, la minería implica un desmenuzamiento del amianto y mayor liberación de fibras.

Amianto cómo se produce

En la actualidad, y tras dos décadas de prohibición del amianto como material de construcción o de empleo en las diferentes industrias, continúa habiendo una gran cantidad de inmuebles que incluyen estructuras de fibrocemento con amianto. En ese sentido, más que cómo se produce amianto, la pregunta desde hace dos décadas es cómo se elimina amianto. La sociedad está cada vez más concienciada de la amenaza que supone el amianto para la salud humana y actúa en consecuencia. Esto es fundamental.

Cómo se produce el amianto

Es ahí donde entramos nosotros. Como empresa profesional autorizada e inscritas en el RERA (Registro de Empresas con Riesgo de Amianto), conocemos perfectamente cómo se produce amianto y, muchísimo más importante, cómo se retira de los inmuebles de la manera más segura posible. Después de todo, llevamos ya dos décadas dedicándonos a la retirada profesional del amianto. Tenemos los conocimientos, la experiencia, los medios técnicos y la voluntad. Si nos necesitas no lo dudes: llámanos.