91 669 07 92 [email protected]
Select Page

La demolición de amianto (o de estructuras que lo contienen) es una tarea que debe abordarse con el máximo cuidado y profesionalidad. En nuestra empresa de retirada de amiantos en Madrid, entendemos la gravedad de los riesgos asociados con este material y estamos comprometidos a proteger la salud de las personas y el medio ambiente. El amianto, conocido también como asbesto, ha sido utilizado ampliamente en la construcción por sus propiedades aislantes y resistencia al fuego. Sin embargo, su peligrosidad para la salud humana ha llevado a estrictas regulaciones en su manejo y eliminación.

¿Dónde podemos encontrar fibrocemento?

El fibrocemento, un material compuesto por cemento reforzado con fibras de amianto, ha sido utilizado extensivamente en la construcción de edificios debido a sus cualidades como la resistencia al fuego y durabilidad. A pesar de que su uso ha sido restringido o prohibido en muchos países debido a los riesgos para la salud asociados con las fibras de amianto, aún se puede encontrar en muchas estructuras antiguas. Identificar dónde puede estar presente el fibrocemento es crucial para planificar cualquier demolición de amianto de manera segura.

Lugares Comunes Donde Encontrar Fibrocemento:

  • Techos y Tejados: Fue comúnmente utilizado en placas onduladas para cubiertas de edificios industriales, agrícolas y residenciales debido a su resistencia y durabilidad.
  • Tubos y Canalizaciones: Los tubos de fibrocemento se emplearon para sistemas de alcantarillado, desagües y conducciones de agua debido a su resistencia a la corrosión.
  • Fachadas y Paredes: Placas planas o corrugadas de fibrocemento se usaron en fachadas de edificaciones o como tabiques internos.
  • Tanques y Depósitos: Su uso incluyó la fabricación de tanques para almacenar agua y otros líquidos.
  • Productos de Acabado: En menor medida, se utilizó en productos como baldosas y paneles decorativos.

Importancia de Identificar Fibrocemento

Antes de realizar cualquier trabajo de demolición de amianto, es vital realizar una inspección detallada para identificar la presencia de amianto. Especialistas entrenados deben llevar a cabo esta tarea debido a la dificultad de identificar el material solo por su apariencia, especialmente si ha sido pintado o recubierto. La identificación adecuada no solo es un requisito legal sino una medida crucial para proteger la salud de los trabajadores y de la población cercana.

Manejo del Fibrocemento

Si se identifica fibrocemento en una estructura, es fundamental no intentar removerlo sin la asistencia de profesionales. El proceso de retirada debe ser llevado a cabo por empresas especializadas y autorizadas, que cuenten con el equipo adecuado y sigan procedimientos específicos para minimizar la liberación de fibras de amianto al ambiente. Esto incluye técnicas de humectación, herramientas de corte especializadas y equipo de protección individual.

Riesgos de la demolición de amianto

La demolición de amianto conlleva riesgos significativos tanto para los trabajadores involucrados como para el medio ambiente circundante. El amianto, cuando se perturba, puede liberar fibras diminutas y peligrosas en el aire, las cuales, si se inhalan, pueden causar enfermedades graves y a menudo fatales. Es crucial comprender y mitigar estos riesgos para garantizar una demolición de amianto segura y responsable.

Liberación de Fibras

Durante la demolición de amianto, las acciones como cortar, taladrar o romper materiales que contienen amianto pueden liberar fibras microscópicas al aire. Estas fibras son tan pequeñas que no pueden verse a simple vista y pueden permanecer suspendidas en el aire durante horas, aumentando el riesgo de inhalación por cualquier persona sin el equipo de protección adecuado en las inmediaciones.

Toxicidad

El amianto es altamente tóxico. Las fibras de amianto pueden alojarse en los pulmones o en la membrana que los rodea, causando inflamación y cicatrices que pueden llevar a condiciones graves. La toxicidad del amianto está bien documentada, y su exposición se relaciona con varias enfermedades:

·         Asbestosis: Una enfermedad pulmonar crónica que causa cicatrización del tejido pulmonar, llevando a dificultad respiratoria y a menudo a la muerte.

·         Cáncer de Pulmón: La exposición al amianto aumenta significativamente el riesgo de desarrollar cáncer de pulmón, especialmente en combinación con el tabaquismo.

·         Mesotelioma: Un cáncer raro pero muy agresivo que afecta la membrana que reviste los pulmones, el pecho, el abdomen y el corazón.

Problemas de Salud

Los problemas de salud relacionados con la exposición al amianto son particularmente insidiosos porque pueden tomar décadas en manifestarse después de la exposición inicial. Esto significa que los trabajadores pueden no ser conscientes del daño hasta muchos años después, lo que dificulta la detección temprana y el tratamiento de las enfermedades relacionadas con el amianto.

Daño al Medio Ambiente

La incorrecta manipulación y disposición del amianto puede tener efectos duraderos en el medio ambiente. Las fibras de amianto pueden contaminar el suelo y las vías fluviales, afectando la flora y fauna locales y potencialmente causando problemas de salud a largo plazo para las comunidades circundantes. Por supuesto, todo esto pueden ser consecuencias directas de la demolición de amianto.

Medidas de Prevención y Control

Para mitigar estos riesgos, es esencial adoptar una serie de medidas de control y seguir rigurosamente las normativas establecidas:

·         Evaluación de Riesgo: Realizar una evaluación detallada del amianto antes de cualquier trabajo de demolición de amianto para identificar y planificar el manejo adecuado del material.

·         Control de Exposición: Utilizar técnicas de demolición de amianto que minimicen la liberación de fibras de amianto, como el método de humectación y herramientas que reduzcan el polvo.

·         Equipamiento de Protección: Proveer y exigir el uso de equipo de protección personal adecuado para todos los trabajadores en el sitio, incluyendo respiradores y trajes protectores.

·         Formación y Concienciación: Asegurar que todos los trabajadores estén adecuadamente formados en el manejo seguro del amianto y conscientes de los riesgos asociados.

·         Gestión de Desechos: Seguir procedimientos estrictos para el embalaje, transporte y disposición segura del amianto retirado.

Cómo proceder en caso de encontrar amianto en una demolición

Encontrar amianto durante una demolición requiere una respuesta rápida y metódica para minimizar la exposición y manejar el material de manera segura y conforme a la legislación. Aquí te proporcionamos una guía paso a paso sobre cómo proceder en caso de encontrar amianto durante un proyecto de demolición de amianto.

Paso 1: Detener el Trabajo

En el momento en que se sospeche o confirme la presencia de amianto, todos los trabajos de demolición de amianto deben detenerse de inmediato. Es vital evitar cualquier acción que pueda perturbar el material y liberar fibras de amianto al aire.

Paso 2: Aislar el Área

El área donde se ha encontrado el amianto debe ser aislada para prevenir la entrada de personas no autorizadas o sin el equipo de protección adecuado. Se deben establecer barreras físicas y señalizaciones claras para indicar la presencia de un riesgo de amianto.

Paso 3: Notificar a las Autoridades Competentes

Dependiendo de la legislación local o nacional, puede ser necesario notificar a las autoridades competentes o a los organismos reguladores sobre el hallazgo de amianto. Ellos proporcionarán orientación adicional o requerirán documentación específica sobre el manejo del incidente.

Paso 4: Evaluación por un Profesional

Un profesional calificado y con experiencia en el manejo del amianto debe realizar una evaluación detallada. Esta evaluación incluirá pruebas para confirmar la presencia y tipo de amianto, así como la formulación de un plan para su manejo y eliminación segura.

Paso 5: Planificación del Manejo del Amianto

Una vez confirmada la presencia de amianto, se debe desarrollar un plan detallado para su manejo y eliminación. Este plan debe incluir:

  • Métodos para minimizar la dispersión de fibras de amianto.
  • Uso de equipos de protección personal (EPP) adecuados para todos los trabajadores involucrados.
  • Estrategias para la eliminación segura del amianto, incluyendo embalaje, transporte y disposición final conforme a las normativas.

Paso 6: Ejecución de la Eliminación del Amianto

La eliminación del amianto debe ser realizada por un equipo especializado y capacitado, siguiendo el plan establecido. Durante este proceso, se deben tomar medidas para garantizar que las fibras de amianto no se dispersen al ambiente y que todo el material sea retirado y desechado de manera segura.

Paso 7: Limpieza y Descontaminación

Después de retirar el amianto, el área afectada y los equipos utilizados deben ser cuidadosamente limpiados y descontaminados. Esto puede incluir el uso de aspiradoras equipadas con filtros HEPA y otros métodos para asegurar que no queden residuos de fibras.

Paso 8: Verificación y Monitorización

Tras la limpieza, se debe realizar una verificación para asegurar que el área esté libre de contaminación por amianto. Esto puede incluir pruebas de aire para detectar fibras de amianto. Además, se debe establecer un seguimiento para garantizar que no haya exposición residual y que todas las medidas de seguridad continúen siendo efectivas.

Normativa sobre la demolición de amianto

La normativa sobre la demolición de amianto es un conjunto de leyes, regulaciones y guías técnicas destinadas a proteger la salud de los trabajadores y del público, así como el medio ambiente, del riesgo asociado con la exposición al amianto durante las actividades de demolición de amianto. Estas normativas varían según el país y la región, pero todas tienen el objetivo común de minimizar y controlar los riesgos asociados con el amianto. En el contexto de España, una de las normativas más relevantes es la NTP 862, pero también existen otras regulaciones y leyes que se deben considerar.

NTP 862: Norma Técnica de Prevención 862

La NTP 862 es una guía técnica emitida por el Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo (INSST) de España. Esta norma proporciona directrices específicas sobre los procedimientos de trabajo seguro con materiales que contienen amianto, incluyendo su identificación, retirada, manipulación y disposición final.

Aspectos Clave de la NTP 862:

  • Identificación del Amianto: Procedimientos para identificar materiales que contienen amianto antes de iniciar trabajos de demolición de amianto.
  • Métodos de Trabajo Seguro: Directrices sobre cómo realizar trabajos de demolición de amianto y su retirada minimizando la liberación de fibras al ambiente.
  • Equipos de Protección Personal: Especificaciones sobre el equipo de protección que deben usar los trabajadores involucrados en la manipulación de amianto.
  • Gestión de Residuos de Amianto: Instrucciones sobre el embalaje, transporte y disposición final de los residuos de amianto de acuerdo con las regulaciones ambientales.

Otras Normativas y Leyes Relevantes

Además de la NTP 862, existen otras leyes y regulaciones a nivel nacional y de la Unión Europea que abordan el manejo del amianto, incluyendo:

  • Real Decreto 396/2006: Establece las disposiciones mínimas de seguridad y salud aplicables a los trabajos con riesgo de exposición al amianto en España.
  • Reglamento (CE) No 1907/2006 (REACH): Regula el registro, evaluación, autorización y restricción de sustancias químicas, incluyendo el amianto, en la Unión Europea.
  • Directivas de la Unión Europea: Varias directivas establecen requisitos para la protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición al amianto en el lugar de trabajo.

Importancia de Cumplir con la Normativa

Cumplir con la normativa sobre la demolición de amianto es esencial por varias razones:

  • Protección de la Salud: Garantiza la seguridad y salud de los trabajadores involucrados en la demolición de amianto y de las comunidades cercanas.
  • Cumplimiento Legal: Evita sanciones legales y responsabilidades derivadas de la gestión inadecuada del amianto.
  • Conservación del Medio Ambiente: Asegura que los residuos de amianto se manejen y dispongan de manera que no representen un riesgo para el medio ambiente.