Seleccionar página

¿Recuerdas nuestro artículo acerca de cómo saber si mi uralita tiene amianto? Pues la importancia que el conocimiento de este método es enorme. Y lo es porque el amianto tiene un alto nivel de toxicidad en el ser humano debido a la biopersistencia de sus micropartículas en los pulmones y tejidos del organismo. Así, las exposiciones continuas al amianto en las que concurra inhalación de partículas puede desencadenar graves afecciones. En este nuevo artículo trataremos las enfermedades por amianto más comunes.

Enfermedad por amianto

Aunque existen asociaciones entre la exposición continuada al amianto y los carcinomas gastrointestinales, así como de laringe, las incidencias más frecuentes del amianto en la salud humana son el desarrollo de esa enfermedad tan particular conocida como asbestosis o fibrosis pulmonar, el cáncer de pulmón y el conocido como mesotelioma, una variedad de cáncer que puede afectar a la pleura o al peritoneo. Son enfermedades por amianto que le han costado la vida a miles de personas a lo largo de las décadas.

La asbestosis es la menos peligrosa de estas tres condiciones. Aunque en ocasiones puede presentarse con un cuadro asintomático, muchas otras veces arrastra consigo una gran cantidad de problemas que van de la disnea a la tos y pasando por crepitantes inspiratorios en campos medios y bases pulmonares, acropaquia y anomalías respiratorias como la difusión alveolocapilar. En líneas generales, suele presentarse tras quince o veinte años de la exposición. Una enfermedad por amianto desgraciadamente común.

Amianto enfermedad

En cuanto al mesotelioma, se trata de un tumor difuso maligno cuyo origen se debe, en el 80% u 85% de los casos a la exposición al amianto. Se trata de una enfermedad por amianto muy grave que ha supuesto una tragedia para muchas personas y muchas familias. Lo mismo ocurre con el cáncer de pulmón, cuya latencia tras la exposición suele ser de aproximadamente una década. En estos casos se requiere de una exposición a largo plazo e intensa. Pero ningún nivel de exposición resulta completamente seguro.

En global, todas estas enfermedades por amianto han afectado a millones de personas en todo el mundo a lo largo de las décadas. Si bien en nuestro país, y en muchos otros países desarrollados, la comercialización y el empleo del amianto se encuentra prohibido por ley, continúa siendo utilizado en algunos otros países en vías de desarrollo. Además, en países como España está aún presente en muchos edificios e inmuebles. Y es que la retirada completa requerirá mucho tiempo todavía. Pero poco a poco.

Enfermedades por amianto

Ahora ya sabes qué enfermedad produce el amianto. Pero debemos tener en cuenta una cosa: aunque la realidad es que algunos de los seis tipos de amianto, por el tamaño de sus fibras, producen más daños y más enfermedades que otros, ninguno es completamente seguro. Ya sea el amianto amarillo, el amianto blanco, el amianto azul, el amianto marrón, el amianto gris o el amianto verde, todos constituyen un grave peligro y deben ser eliminados de manera segura por una empresa profesional como la nuestra.

Qué enfermedad produce el amianto

¿Sospechas que podrías tener en casa algún elemento o alguna estructura con fibrocemento con amianto? El procedimiento es el siguiente: no entrar en pánico dado que la enfermedad por amianto no suele aparecer tras una breve exposición, contactar con una empresa especializada y autorizada por el RERA y dejar que se encarguen de una retirada completamente segura. Posteriormente los residuos serán traslados a una planta de destrucción autorizada para que no perjudiquen a nadie más. Cuenta con nosotros.