Seleccionar página

El amianto representa un grave peligro para la salud humana. No en vano, la inhalación continuada de fibras de este material puede ocasionar enfermedades como la asbestosis crónica, el mesotelioma del peritoneo o de la pleura e incluso el cáncer de pulmón. En ese sentido, resulta imposible cuantificar cuantas personas se han visto afectadas por la inhalación de micropartículas de amianto a lo largo de todos estos años. Pero hay una cosa clara: los profesionales necesitamos epis contra el amianto para proteger nuestra salud.

Epis para amianto

Y decimos “los profesionales” porque, como indica nuestro marco jurídico, solo aquellos profesionales que forman parte de las empresas autorizadas e inscritas en el RERA tienen legitimidad para intervenir asbesto o amianto. Pero no pueden hacerlo sin más. Una de las razón por las cuales se permite a estos profesionales manipular amianto es, además de que resulta necesario para proteger a la sociedad del amianto, porque hay equipo de protección individual especiales conocidos como epis para amianto.

Epis obligatorios

¿Pero qué componentes concretos incluyen estas epis contra el amianto especializadas? En primer lugar, encontramos los epis obligatorios. Entre ellos está la protección de las vías respiratorias, unos filtros que se han diseñado específicamente para esta finalidad. Son imprescindibles para evitar que las micropartículas y microfibras de amianto penetren en los pulmones vía inhalación. Debemos tener en cuenta que el amianto y el asbesto atacan principalmente a los pulmones gracias a su enorme biopersistencia.

Además, también encontramos la protección para las manos y otras partes del cuerpo como los tobillos o la cintura. Esto tiene mucho sentido: las micropartículas que quedan adheridas a nuestro cuerpo pueden más tarde ser inhaladas cuando se desprenden al ambiente en caso de retirarnos la mascarilla. Así, los equipos y componentes de protección física son retirados y desechados para proteger a las personas. Conocemos muy bien el procedimiento porque somos expertos en cómo tratar el amianto profesionalmente.

Epis amianto

También son imprescindibles, en el epis contra el amianto, el uso de elementos protectores para los pies y para los ojos. Además, también necesitamos material encapsulador que nos permite retirar de una manera segura los residuos de amianto. Estos deberán ser etiquetados y trasladados a una planta autorizada para la destrucción de amianto, la cual deberá habernos emitido previamente un código de recepción. Lógicamente, todo esto debe realizarse conforme a las medidas de seguridad establecidas por la normativa.

Epis contra el amianto

Pero los epis de amianto obligatorios no son los únicos epis disponibles. También existen otros elementos, como las cabinas de descontaminación, que son necesarios para llevar a cabo ciertas tareas específicas. Son, además del citado, los cortatubos de fibrocemento manuales, los cortatubos de fibrocemento hidráulicos, el cubrecalzado antideslizante o los sistemas anticaídas. Las empresas profesionales disponemos de todos los epis presentes en el mercado y seleccionamos los más adecuados para cada trabajo.

Epis amianto

Ahora ya conoces cuáles son los epis para amianto disponibles en estos momentos. No obstante, debemos explicar que ningún particular puede manipular amianto aún con estos componentes. Es una labor que solo los profesionales de las empresas autorizadas pueden realizar. Una cuestión de salud pública. De hecho, son motivo de sanción económica e incluso cárcel en ocasiones las manipulaciones ilegítimas. Confía en nuestra empresa. Somos expertos en saber si la uralita tiene amianto y en retirarla con seguridad.