Seleccionar página

El fibrocemento de amianto, una mezcla de cemento con fibras de minerales metamórficos fibrosos, tuvo un protagonismo muy especial en el mundo de la construcción del siglo XX en nuestro país debido a sus rasgos y propiedades naturales. Sin embargo, en los años setenta comenzaron a identificarse los primeros casos de enfermedades asociadas a la inhalación de partículas de amianto. Por desgracia, habría que esperar muchos años hasta ver el amianto prohibido en nuestro país. Un retraso totalmente innecesario.

En qué año se prohibió el amianto en España

Porque tras aquellos primeros casos de los años setenta, la comunidad médica comenzó a comprender bien el problema y realizó claras peticiones de prohibición del empleo y comercialización del amianto. Pero, tal y como hemos apuntado antes, este conjunto de minerales era realmente importante para varias industrias y las consecuencias económicas de su repentina prohibición habrían sido muy notorias. El gobierno esperó y no veríamos prohibido el amianto hasta el año 2002. Sin duda, transcurrió demasiado tiempo.

En aquel momento quedaba prohibido el amianto para siempre. Las marcas ya no podían utilizarlo a la hora de desarrollar productos ni podía emplearse en la construcción de nuevos edificios. Por supuesto, quedaban y quedan muchos edificios que contienen estructuras y elementos hechas con amianto. Era imposible quitar todo el amianto, principalmente porque se desconoce dónde está. El amianto prohibido aparece poquito a poco aquí y allá y las empresas especializadas nos encargamos de retirarlo eficazmente.

Amianto prohibido

Ahora ya sabes en qué año se prohibió el amianto en España. Eso implica que este material tan tóxico, el cual está asociado científicamente con la aparición de enfermedades como el cáncer de pulmón, estuvo libre por nuestras vidas durante décadas y décadas. Tiempo suficiente para que muchas personas inhalaran sus micropartículas biopersistentes y desarrollaran muchos años después graves enfermedades que en muchos casos les llevaron a la muerte. El amianto es un mineral con el que no podemos jugar.

Por esto es muy importante actuar con responsabilidad ante cualquier sospecha. La normativa actual, la que entró en vigor en el año 2002, establece la obligatoriedad de eliminar el amianto solo cuando se encuentra o en mal estado o al final de su vida útil. Pero desde nuestra empresa especializada recomendamos eliminarlo en cuanto se tenga constancia de él. La razón es muy sencilla: el amianto es prohibido en España y llegará el día en que alcance su vida máxima y deba ser retirado. ¿Qué necesidad hay de postergarlo?

Amianto prohibido en España

Otra cosa muy importante que debemos tener en cuenta respecto al amianto prohibido en España es que todas las variedades de amianto están actualmente prohibidas. Desde el amianto blanco al amianto marrón, pasando por el amianto azul, el amianto amarillo, el amianto gris y el amianto verde. Todos deben tratarse de manera profesional para protegerse de sus efectos. Si bien algunos son menos tóxicos que otros, suponen en todos los casos una amenaza para la salud humana. Contáctanos ante la más mínima sospecha.

Nosotros realizaremos un estudio detallado del material sospechoso y determinaremos no solo la cantidad de amianto que posee sino las condiciones de conservación del mismo. De esta manera podremos definir su peligrosidad y actuar en consecuencia. El hecho de que el amianto esté prohibido, pese a su importancia y su presencia en tantas industrias, es una prueba de la amenaza que representa. Por desgracia, sigue siendo legal en muchos otros rincones del mundo, donde continua haciendo estragos entre las personas.