91 669 07 92 [email protected]
Select Page

Últimamente hemos estado respondiendo a preguntas tan importantes en relación al amianto como aquella sobre cómo tratar el amianto o aquella otra sobre cómo saber si mi uralita tiene amianto, ya que, como vimos en ese mismo post, existen otras uralitas sin amianto como la uralita con plástico o la uralita de vidrio que son completamente inofensivas para la salud humana. Lo que no son inofensivas son las partículas de la uralita de amianto flotando en el ambiente. ¿Pero cuánto tiempo permanecen en el mismo?

Cuánto dura amianto en el aire

Aunque no disponemos de un número exacto para responder a la pregunta sobre cuánto dura el amianto en el aire, es conocido que duran lo suficiente como para terminar siendo inhaladas por las personas. Pero, en realidad, esta pregunta no es la pregunta más relevante en este sentido. La verdadera cuestión clave aquí es cuánto duran esas mismas micropartículas de amianto en los pulmones humanos. Es así como sabemos y muy bien que la biopersistencia de las microfibras de amianto en el cuerpo humano es extraordinaria.

Y es precisamente esto lo que las vuelve tan peligrosas. Después de todo, nuestro organismo suele poseer el mecanismo necesario para desprenderse de agentes externos peligrosos. Esto no ocurre con las microfibras de amianto. O al menos no con la suficiente velocidad como para evitar que produzcan graves daños en esos tejidos pulmonares tan sensibles. No es cuánto dura el amianto en el aire lo que debe preocuparnos, sino cuánto dura en nuestro organismo y qué perjuicio es capaz de provocarnos. Y es mucho en ambos casos.

Cuánto dura el amianto en el aire

Además, existe otra pequeña razón por la cual no resulta tan relevante cuánto dura el amianto en el aire y es que resulta necesario exponerse al amianto durante muchos años para acabar desarrollando afecciones y enfermedades asociadas a la inhalación del amianto como el cáncer de pulmón, el mesotelioma pleural o la asbestosis pulmonar. En este sentido, y aunque no existe una exposición segura al amianto, tenemos tiempo para detectar la uralita con amianto y contratar a una empresa profesional para que la elimine.

En muchos casos resulta complicado detectarla. De ahí que ya habláramos acerca de cómo distinguirla de la uralita sin amianto. A fin de cuentas estos materiales, cuando contienen amianto, suelen hacerlo en medidas que orbitan entre el diez y el treinta por ciento. El resto es cemento. Por eso resulta difícil reconocerlo. Para hacerlo es necesaria la intervención de profesionales experimentados como nosotros. Ante la sospecha más tenue, contáctanos. Expertos en cuánto dura el amianto en el aire, en detectarlo y en retirarlo.

Cómo se exponen las personas al asbesto

La exposición al asbesto se puede producir de distintas formas. Sin embargo, las más común es a través de la inhalación de asbesto. Esto se produce cuando hay fibras en el aire, lo cual ocurre principalmente al demoler edificios o se renuevan. Ten en cuenta que, si se habían utilizado en sus materiales de construcción, al derrumbar alguna zona estos materiales quedan en el aire. No creas que es poco común. La verdad es que este material es muy utilizado en la industria de la construcción.

 

Sin embargo, la exposición al amianto o asbesto también puede producirse por que se ingieran fibras de estos materiales. Si comes o bebes algún alimento o liquido que haya sido contaminado o si se tose y después traga el asbesto que previamente ha sido inhalado.

Duración del amianto en el aire

Duración del amianto en el aire

Es muy difícil poder determinar cuánto dura exactamente el amianto en el aire. De hecho, se puede incluso determinar que es imposible. Ten en cuenta que el amianto o asbesto no es biodegradable. Por lo tanto, puede permanecer tanto en el agua como en el aire muchos años. Es aquí donde radica la complejidad de la labor de la environmental protection agency. Ten en cuenta que, aunque se retiren hoy los materiales que contienen asbestos, los centers for disease control nos indican que pueden permanecer en el aire incluso 40 años después.

Podría yo estar expuesto al asbesto

Lo cierto es que sí. Los centros y agencias de disease control and prevention relacionado con los asbestos nos indican que puedes estar expuesto, aunque a tu alrededor ya no haya ningún material que contiene asbesto. Ten en cuenta que esto puede dañar el tejido pulmonar, provocar dificultad para respirar o alguna enfermedad pulmonar.

Asbesto en el ambiente

La degradación de productos o depósitos de asbestos, ya sean naturales o manufacturados, puede hacer que las fibras pasen al aire o al agua. Ten en cuenta que estas no se evaporan ni disuelven. De hecho, son capaces de permanecer durante mucho tiempo en el aire y ser transportadas. De esta forma, pueden recorrer largas distancias, ya sea a través del aire o del agua. Al no degradarse, permanecerán inalteradas.

Cómo sé si el aire está contaminado

Si existen sospechas de la contaminación por fibras de asbesto o algún tipo de amianto, puedes realizar una analítica o medición para determinar el amianto en el aire. Para ello, se deben realizar muestras del aire a través de unas bombas especializadas. El Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo determina los métodos más seguros y recomendados. El aire que se ha recogido se filtra de manera que se capturen las fibras en suspensión, por lo que pueden recontarse en el laboratorio. De esta forma, se puede analizar el volumen y la concentración de las fibras en el aire.

Cuánto dura el amianto en aire

Otro problema del amianto que convierte la pregunta acerca de cuánto dura el amianto en el aire en algo no demasiado trascendental es su mecanismo de liberación. El amianto se encuentra unido al cemento en el fibrocemento y, hasta que este no se deteriora por agentes ambientales o por la caducidad, no comienzan su liberación de amianto, algo que sucede muy poco a poco. En este sentido, aunque el amianto durare poquito tiempo en el aire, seguiría apareciendo más como consecuencia de esa liberación paulatina.

 

Cuánto dura el amianto en el aire

Como apuntábamos antes, no existe una dosis segura de amianto, pero en términos generales suelen pasar años de exposición antes de desarrollar enfermedades asociadas. En este sentido, los síntomas de contener fibras de asbesto o amianto en los pulmones son la falta de aire, la tos seca y persistente, la pérdida de peso como consecuencia de la pérdida de apetito, el dolor en el pecho o unos dedos de las manos y pies con más anchura. Detectarlo a tiempo es más relevante que saber cuánto dura el amianto en el aire.